ASÓMATE SIN MIEDO



ASÓMATE SIN MIEDO:

Te regalo mi sonrisa, te ofrezco mi imaginación y pongo a disposición toda mi fantasía. ¿Crees en la magia? ¿Necesitas sentirte bien? ¿Necesitas unas gotitas de optimismo? Has llegado a tu refugio, prometo evadirte y tatuarte una sonrisa. A través de esta ventana el aire siempre será fresco y por ella podrás entrar y salir. ¿Te atreves?

20/1/11

DEJANDO DE FUMAR




BSO recomendada: My angel put the devil in me (Dr. Who)

Fumar mata, fumar huele mal, fumar está mal visto, fumar es una ruina, fumar mancha los dedos, fumar quema camisas, fumar provoca incendios, fumar provoca inseguridad; fumar es drogarse y yo soy un drogadicto. Como tal, no tengo nada que envidiar a un heroinómano o a un fumador de crack. ¿Qué? ¿Entro fuerte no? Pues sí, es el mono, tengo mono…

El pasado día 15 de enero apagué mi último cigarrillo, lo saboreé, lo olí, lo observé, hablé unos instantes con él mientras agonizaba y finalmente dí la última calada.
Os diré que en ese momento me sentí libre, sentí que por fin estaba preparado para dejarlo, que me había dado cuenta que no fumaba por placer, si no que fumaba para dar de comer al mono, y lo que siempre había creído que era un placer, simplemente era un alivio. A partir de aquí, no olvidemos que esto es una droga, empecé a tener mis peleas internas…

Empieza el combate:

Angelito Blanco con alas de algodón en mi hombro izquierdo saca brillo a su áurea celestial y a mi derecha, sobre hombro derecho, Diablillo Pelotudo, embetunado en rojo y con unos cuernos monísimos.

Mono: Tengo hambre
Josep: ¡Calla! No quiero oírte. Por mucho que me pidas, he dicho ¡basta!
Diablillo Pelotudo: Pshhhhht, pshtttt, Josep, jejeje, mira ahí, hay colillas en el cenicero, fúmate una.
Angelito Blanco: ¡Noooooooo! No lo hagas, lo has dejado, llevas ya un montón de horas sin fumar…
Josep: Tienes razón, no puedo rendirme a las primeras de cambio por una mísera colilla…
Diablillo Pelotudo: Pero Josep, ¿no ves que darle una caladita a una colilla no te va a hacer nada?
Josep: ¿Pretendes que encienda una colilla? ¿Por quién me tomas?
Angelito Blanco: ¡Muy bien Josep!
Diablillo Pelotudo: Tienes razón, tienes clase y tampoco se trata de fumar colillas. Lo que puedes hacer es comprar un paquete y te fumar un cigarro a las diez de la noche, como premio por no haber fumado en todo el día.
Josep: ¿Ves? Eso ya me gusta más…
Angelito Blanco: Ni hablar, si te fumas un solo cigarro estás perdido, habrás fracasado y si te compras un paquete, acabarás fumándotelo. ¡Qué ya te ha pasado otras veces!
Josep: Tienes razón Angelito, esta vez es diferente, estoy convencido.
Diablillo Pelotudo: ¿No quieres? Pues ya sabes que lo vas a pasar mal, que estarás todo el tiempo pensando en lo mismo, envidiando a todo aquel que disfruta de un cigarrito después de cenar. Tú mismo…
Angelito Blanco: No te engañes Josep, son los fumadores los que te envidiaran a ti cuando seas un exfumador, ellos están condenados.
Josep: Bueno, dejadme pensar por mi mismo. ¿Qué pasa si me fumo uno o dos al día? Seguro que disfrutaré de esos dos cigarros.
Diablillo Pelotudo: ¡Suscribo la idea! Fumar dos cigarrillos al día no es fumar…
Angelito Blanco: Josep, ¿crees sinceramente que eres capaz de fumar dos cigarrillos al día?
Josep: No, imposible, quizás los dos o tres primeros días… pero soy incapaz de mantenerme en esa cifra.
Diablillo Pelotudo: Tú mismo, haz lo que quieras, tortúrate, sabes perfectamente que estás enganchado, que lo estás intentando por vigésima vez, que dentro de dos días volverás a caer y te sentirás un desgraciado por no haberlo conseguido. Es mejor ser un fumador convencido, orgulloso de serlo.
Josep: Hombre gracias Diablillo, se agradece la confianza majete…
Angelito Blanco: ¿Ves lo que te digo siempre? No le hagas ni caso.
Josep: Bueno Angelito, de vez en cuando tengo que hacerle caso, tu eres un rato ñoño y eso de hacerlo todo siempre tan bien hecho, tan formal, es cansino…
Diablillo Pelotudo: ¡Así se dice! ¡Patéale el culo!
Angelito Blanco: Maldito mengué de mierda estás hecho tú, porque estamos separados por la cabeza de Josep, si no, te daba yo una buena lección.
Josep: Bueno, no discutáis, os necesito a los dos; sabéis perfectamente que en ocasiones hago caso a uno y en otras a otro, pero siempre escucho vuestros consejos.
Mono: ¡Enga amigo, dame un poco de nicotina! Parar así de golpe es inhumano…
Josep: ¡A callar Mono!
Diablillo Pelotudo: Se agradece, tengo una fama que no me la merezco. Por cierto, métete ya algo en la boca que empiezas a mover las manos. Tienes un puro de la boda de tu primo en el segundo cajón.
Angelito Blanco: ¿Por qué abres el cajón?
Josep: No lo se… Me he encontrado aquí, abriendo el cajón…
Diablillo Pelotudo: No le digas eso, ahora has conseguido que se sienta mal.
Angelito Blanco: Tuuuuuuú le haces sentirse mal, yendo a por tabaco.
Diablillo Pelotudo: Claro, tú siempre tienes la razón, pues que sepas que…
Josep: ¡Silencio! ¡Callaros ya! Bastante nervioso estoy como para encima tener que estar oyendo vuestras estupideces… Haré lo que yo crea, y punto. ¿Dónde habré metido el tabaco?
Diablillo Pelotudo: jejejeje
Josep: ¡Cabrón!
Angelito Blanco: ¡Eso, eso, es un cabrón, mátalo, mátalo, sin piedad con él…!
Josep: Oye, recuerda que eres un ángel…
Angelito Blanco: Bueno, es una manera de hablar…
Mono: Necesito dosis, ¿te acuerdas de mí?
Josep: Tú calla, que no hablaba contigo.
Diablillo Pelotudo: Venga hombre, dale algo al Mono, venga... que te va a gustar, ya verás, no estarás de tan mal humor.
Josep: Pero si no estoy de mal humor, estoy contento, ya no fumo.
Angelito Blanco: ¡Así me gusta!
Josep: ¡Tú calla, pelota!
Angelito Blanco: Pero si yo soy el bueno de la película...
Josep: Sí, bueno, te recuerdo que tu fuíste el que me dijiste que me casara, tú fuíste el que me dijo que no me pusiera calefacción porque jodía el planeta y el que se jode soy yo de frío, y tú con alas de algodón, que estás más calentito que el rojillo del otro hombro.
Angelito Blanco: ¡Vaya! Ahora estás enfadado conmigo...
Mono: Bueno, ¿y de lo mío qué?
Josep: ¡Qué te he dicho que no pesado!
Diablillo Pelotudo: Claro... El malo siempre soy yo.
Josep: Mirad... Escuchad los tres. Todos vosotros me habéis ayudado en esta vida, tú Angelito me has enseñado a ser una buena persona, a ayudar a los demás, a querer incondicionalmente, a respetar a los mayores y a los sabios, a saber perder y a otros muchos dones. Tú, Diablillo, me has enseñado que no debo permitir que me tomen el pelo, gracias a tí he ligado la hostia, me has enseñado a cerrar la boca como un puta cuando la ocasión se lo merece, me has hecho cometer pecados inconfesables y me pones caliente cada vez que se te ocurre una idea. Y tú, Mono hambriento, también me has aporetado una cosa buena; gracias a tí he descubierto que no quiero volver a ser un drogadicto; y dicho esto, en dos semanas te quiero fuera de mi cuerpo o sabrás como se las gasta mi fuerza de voluntad... Bye, bye Monkey!


32 comentarios:

  1. Bueno...voy a explayarme.
    Yo necesité estar absolutamente segura de lo que quería cuando dejé de fumar Josep.
    Empecé a fumar a los 19 años y lo dejé hace 8 años y....¡es lo mejor que he hecho en estos últimos 8 años...te lo juro!
    Primero....hueles mejor, en los dos sentidos...el del olfato a lo de fuera y el del olor de tu propio cuerpo...
    Segundo con el tiempo notas que respiras mejor, te cuesta menos subir 4 putos peldaños...y eso va animándote.
    Tercero....es innegable que dejas de jugártela " a lo grande" de cánceres de pulmón y de lengua etc está el mundo lleno y sí ya lo sé, hay fumadores de dos cajetillas diarias de 90 años....pero no es lo habitual....esa es la realidad.
    Cuarto....te ahorras una pasta gansa....
    Quinto....dejas de joder al de al lado que no fuma...
    Y así seguiría....pero sobre todo....HACES LO QUE REALMENTE QUIERES HACER.....
    ¿Animo? Te lo mando todo....deja al diablillo pelotudo y al blanco jugar y entretenerse entre ellos y al MONO aguántalo un poquitillo...Te prometo que en un tiempito se te ha olvidado el hábito.
    Te mando un beso gordo, pidiendote disculpas por el rollo.....
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Josep ¿controlas el momo? ¿lo mandaste donde no sepa volver? eres adulto y piensa, un cigarro te a dominar? no lo hagas, se firme. jajaj. Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay Josep, no sabes bien como te comprendo...!
    Soy fumadora en el estadio de concienciación de dejarlo.
    Dejé de hacerlo hace un tiempo. Duró un año. Entiendo ese deseo de fumar las colillas, de bajar a horas no comerciales al "Chino" de la esquina a por un paquete de tabaco con el fin de solo fumar uno, hacerlo y sentirte tan mal que coges el paquete y lo pones debajo del grifo del agua (para evitar nuevas tentaciones), entiendo ese mundo que se te cae encima los cinco primeros días de dejar de fumar... Pero hay muchos recursos para vencerlo, el primero la voluntad yser fiel y honesto a uno mismo, luego está el libro (seguro que lo conoces, yo dejé de fumar con él) de Allen Carr "DEjar de fumar es fácil si sabes cómo", devoré libros en los momentos del "mono" (me ayudaba a no pensar en ello...y lo conseguí. Si aguantas una semana, comprobarás que cada día se vence con mayor facilidad las ganas.
    Pero al cabo de un año, el Diablillo Pelotudo me convenció de que uno no iba a hacerme nada, que era capaz de controlarlo, y al día siguiente no me fume uno sino 21...y hasta hoy.
    Actualmente, estoy en breve período de concienciación para dejarlo, porque he sufrido en mi propia persona lo mal que se pasa. pero también he experimentado los beneficios que reporta que, enumerarlos sería tontería porque son de TODO tipo. La teoría nos la sabemos muy bien, ahora hay que ser valientes para la praxis.

    Mi querido amigo, no des de comer a ese monstruito, mátalo de hambre, ¡¡aguanta, Josep,jeje!! Podemos morirnos de hambre o sed pero no de una maloliente nicotina (como ves mi fase de concienciación va estupenda...)
    En breves días, me encontraré como tú, por eso te mando TODO, TODO, TODO el animo del mundo en tu sabia decisión. Lo vas a conseguir.
    Si piensas que vas a ganar, ya habrás ganado.

    Hoy te mando un abrazo el más comprensivo del mundo.
    Ánimo, crak, mañana será más facil.

    ResponderEliminar
  4. Hola Josep, que lo sepas me estoy riendo a carcajadas con tus angelitos y el mono y ya que estoy te hago la ola. Y no me preguntes como te la hago!!! lo de la ola digo!!!
    Haber si me entero ¿Porque dejas de fumar?
    Claro ya lo dijiste ¡que cabeza tengo!
    Y de paso nos lo cuentas de forma muy divertida, unas olas más para el guapetón de Josep.
    Animo, que no se diga que te domina un mono.
    Besos y :))))))))))))))

    ResponderEliminar
  5. JAJAJAJAJA, BRUTAL!
    La conversación no tiene desperdicio. Mi angelito ha dicho 'aprende de Josep'. Estoy leyendo el famoso libro y mis ganas de dejar este maldito vicio son altas y subiendo. No fumar es un placer, he vivido sin fumar y lo sé y esta vez es de las buenas.
    Felicidades!!! Lo estás haciendo genial.
    Besos y abrazos, mmmmmmmmmmm que bien hueles!!!

    ResponderEliminar
  6. Winnieo: Me encanta cuando alguien hace un comentario rollero, eso quiere decir que le dedica un tiempo especial a mi blog y a mi persona. Gracias por tus recomendaciones; en ello estoy, solo han pasado seis días...
    Un beso y gracias por la extensión.

    Chus: Tengo al mono más o menos controlado, todo y que de vez en cuando se hace notar. Pretende morir en larga agonía, por lo que creo que tengo mono para un tiempo, pero bueno, ¿quien manda aquí?
    Besos

    Marisa: Pues con el mismo libro lo he dejado... He de reconocer que siempre he sido contrario a los libros de autoayuda, te diría que este es el segundo que me leo, y todo y que su contenido es muy repetitivo y previsible, supongo que las ganas de convencerme, acabaron por convencerme.
    Muchas gracias por tu aliento (no aliento a tabaco, me refería a tu ánimo) Espero que cambies de estadio rápidamente y sobretodo, no vuelvas a caer. Lo dice alguien que solamente lleva 6 días y aún tiene tentaciones.

    La reina del mambo: jajajajaja, ¿cómo me haces la ola? A ver, jajajaja. La verdad es que es un poco suplicio, pero hasta de la situación más chunga me saco un relato para ensanchar costillas, jejeje.
    Gracias por el ánimo.
    Besossssssss

    ResponderEliminar
  7. María: En el fondo, el libro no es lo más importante, si no el hecho de quererlo leer y de tener ganas de acabarlo para poder dejar de fumar. No esperes un truco de magia, no esperes ser abducida, simplemente sentirás que ya estás preparada.
    Secreto número 1: Lo que mola vacilar a Diablillo Pelotudo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡QUÉ BIEN ESCRIBES!

    Antes o después, terminarás viendo alguna obra tuya en librerías.

    Yo llevo 6 años sin fumar. Yo me leí el libro: "dejar de fumar es fácil si sabes cómo", y me vino de maravilla, terminé el libro y dejé de fumar.

    Dejar de fumar no sólo fue un alivio para mi bolsillo, fue para mi salud, porque soy asmático (me fumaba hasta dos paquetes diarios).

    El tabaco es una de las MIERDAS más grandes que podemos meternos al cuerpo. Yo he fumado tabaco puro, el que se recolecta de la planta, se seca, y después se machaca con la mano y lo lías en un papelillo; no sabe prácticamente a nada, no tiene ABSOLUTAMENTE nada que ver con el que se compra (porque le echan sustancias para multiplicar la adición).

    Ana lleva sin fumar lo mismo que yo. Ella no soporta que fumen a su lado; yo, soy bastante más permisivo, salvo que me echen el humo a la cara sin consideración.

    ¡ÁNIMO!, ¡es muy difícil!

    ¡Un abrazo!

    Miguel

    ResponderEliminar
  9. Querido Josep yo no soy fumadora pero te entiendo, debe de ser durillo no caer en al tentación, o yo es que soy muy debil.
    me encantan los angelillos y el mono,,jajaja ,,mi primera sonrisa mañanera es para tí....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. El día 4 de enero ingresaba en el hospital, me libré de la UCI por pelos, nunca antes había estado tan y tan jodida (puedo decir que han sido los peores 8 días de mi vida, enganchada las 24 horas al oxigeno)... llevo ya 17 días sin fumar, hasta hoy ha sido fácil, simplemente no podía respirar, mi organismo estaba mucho mas preocupado en "sobrevivir" que en reclamarme su dosis diaria de nicotina... hoy ya estoy en casa y aunque todavía las bacterias que me invaden los pulmones siguen haciendo acto de presencia, me fumaría la tabacalera entera si la tuviera cerca... pero prefiero, por mucho que cueste, apostar por mi salud.

    Ánimo Josep, que seguro que podremos!

    ¡Un abrazo y un remuas desde los Pirineos!

    Marta

    ResponderEliminar
  11. Anapedraza (Miguel): Espero daros notícias próximamente del apunte que hacías de las librerías; eso espero...
    También he leído el libro, y debo decir que estoy sorprendido de los efectos que tienen sobre la mente; y más teniendo en cuenta lo contrario que siempre he sido a los libros de autoayuda.
    Muchas gracias.

    caperucitaferoz: Alguna vez he dicho, que los fumadores, somos tales por curiosidad o por casualidad, y que los "no fumadores" como tú, no lo sois por méritos propios, porque se hace difícil no serlo...
    Muchas gracias
    Besos.

    La pérfida canalla: Muchas gracias coleguita. Fuerzas creo que tengo, y ganas, aún más. A por ello voy...
    Besos

    Una soñadora más: Bufffff, eso sí que es llegar al límite; acabas de disipar las pocas dudas que me quedaban. Como alguno de los que comentan por aquí, lo he dejado leyendo el libro: "Es fácil dejar de fumar si sabes cómo" de Allen Carr. Te puedo decir que he quedado muy sorprendido de los resultados. Yo también era de los que pensaba: "Yo??? Yo no puedo dejar de fumar"; pues estaba equivocado.
    Un abrazo y un remuá

    ResponderEliminar
  12. Te entiendo perfectamente. Yo aproveché la gripe y que estaba taaaaan malita y no me apetecía....pero reconozco que hay momentos....

    Pero lo conseguiremos, ya lo verás.

    De momento estoy encantada, hacía tiempo que no cantaba a voz en grito en el coche tan a gusto.¡Jajajaja!

    muaks

    ResponderEliminar
  13. Josep, cuando pases 6 años 10 años seguiras teniendo alma de fumador.. jajaja aunque no fumes, el fumador es para , eso dicen. Animo

    ResponderEliminar
  14. Esta conversación tuya con los angelitos , me recuerdan a mi en mas tierna adolescencia luchando por no pecar ante lo trémula de la carne.
    Me la hago, no me la hago....
    Yo ante eso tuve poca firmeza, fui débil y caía continuamente en el pecado de la carne.
    Pero ante el tabaco llevo un tiempo y la verdad que no me apetece nada oler a tabaco, quemar mis camisas, gastar casi diez euros diarios..... ¡¡ quita, quita!!
    Lo logrará Nen, estoy convencido que tu puedes, es cuestión de huevos y de no darle mayor importancia de la que tiene. Yo fumaba ¿y que? ¡¡Ya NO Fumo!!

    ResponderEliminar
  15. Dejar de fumar, hace bien. Te aplaudo.

    Hace algunos años vi morir a mi mejor amiga por el puto cigarrillo. Tenía 43 años y te aseguro, fue terrible.
    Perdón por lo triste de mi mensaje,pero es una realidad que me toco vivir y me afectó mucho.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  16. Mira Killo, que dicen por aquí, yo pase por eso hace ya bastantes añitos y siempre digo lo mismo: para dejar de fumar te tiene que llegar el momento, si este es el tuyo perfecto, lo lograrás.
    Ahora entiendo tu comentario sobre el humo. eje
    Animo que tu puedes!!!
    Un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  17. felicitaciones amiguitooooooo!!!
    estoy pensando en hacer lo mismo, pero nada me convence.
    estoy buscando el momento, y sé que lo encontraré.
    fuerzas para vos, que ya tomaste la decisión.

    kisses

    ResponderEliminar
  18. Josep,
    Bien dicho ese final. Seguro que lo consigues, amigo.
    Ánimos!!!
    Besos sin nicotina

    ResponderEliminar
  19. El guardián del faro: ¿Tú también? Seguro que lo conseguimos, ya verás como sí. Tengo un pálpito.
    Gracias, un beso.

    Blog A: Pase el tiempo que pase, soy y seré un fumador; por eso no puedo permitirme fumar ningún cigarrillo.
    Besos

    Bell: Siempre has puerto toda la carne en el asador en todo lo que haces... Los pecados de carne no tienen castigo, más bien tienen recompensa. Tú ya lo tienes hecho, pero nunca hay que bajar la guardia...
    Gracias pisha

    Mariarosa: Te acabas de cargar una parte del pequeño porcentaje de posibilidades de recaída que podría tener.
    Muchas gracias, un beso.

    ResponderEliminar
  20. 40ñera: Es duro, el bicho este parece no morir, demasiado tiempo a pan y cuchillo dentro de mí... Siempre es buen momento para evitar la muerte, aunque no sepamos verlo...
    Besos

    Alejandro Hernández: Pues no puedo decir más que "Muchas gracias".

    deMónicamente: Llevo muchos años intentando encontrar el momento y he llegado a la conclusión que nunca existe un buen momento, siempre existe una razón para seguir fumando. Ahora es el momento, mañana quizás sea tarde...
    Besos y ánimo

    Airama: Eso espero, le tengo puestas muchas ilusiones a este proyecto.
    Gracias niña.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola Amigo!
    Ya sabes que ando de vacaciones, pero este post lo he leído ayer en mi Reader. Y ahora de nuevo.
    Te cuento que todo el año que se fue estuve planteándome a diario que tengo que dejar de fumar. Lo cierto que no soy una gran fumadora, pero igual siempre he pensado que no me aporta nada bueno, mas me quita: dinero, respiración, me da cansancio, me quita el sabor de las comidas y podría agregar mas.
    El viernes mientras te leía me dije: ¿Y Cecy?.
    Saboree el ultimo cigarrillo, tire el paquete, el encendedor. Tome un frasco lo decore y ahí voy a guardar lo que gastaría en cigarrillos. Me compre unos chupetines y en mi primer día de 24 horas completo que no pruebo un cigarrillo, decidí que esta muy bueno acompañarte amigo.


    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  22. Un millón de besos y gracias.
    Morgana.
    SUERTE

    ResponderEliminar
  23. Cecy: Eiiiiiiiiiiii!!!!!! jajajaja, muy biennnnnnnn! Qué bueno... La verdad es que me parece una muy buena compañía dejarlo contigo. Si es que a veces, tomar la decisión depende de un click, de algo que te motiva a hacerlo. Me gratifica, que en cierto modo haya hecho click en ese interruptor.
    Un beso y muchos ánimos compañera de mono...

    Morgana: jajajaja, pues yo espero con chicles, cacahuetes, caramelitos y una buena dosis de Diazepan, jajaja, pero fumando, ya no espero nunca más.
    Gracias monada.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Ánimo campeón que tu puedes!!!
    un beso de mona para calmar al mono que llevas dentro jajajjajajaja
    muackssssssssss

    ResponderEliminar
  25. Bueno Josep, he de decir que te envidio por tu decisión de dejarlo. Yo por el momento no me siento preparado ni con fuerzas. De hecho no hace demasiado que volví a fumar tras un largo tiempo sin humos, pero bueno eso ya es otra historia... No quiero desanimarte ni mucho menos!

    Recibe mis ánimos para acabar con ese mono, que aunque me encantan, a veces son de un pesado... y te lo dice uno con cara de tal. ;P

    Escucha al angel, al diablo y no le pierdas el ojo a la ley antitabaco, que ahora está de tu parte, y no del mía...

    Un abrazo crack... Ah! y un saludeteeeeee

    ResponderEliminar
  26. Pury: Ainnnnsss que te voy a echar de menos, mona, mona de pascua... Espero que sea para bien...
    Muchas gracias, ya sabes donde estamos.
    Besos

    Jauroles: No te creas, que hay momentos que envidio a los que sacáis humo, pero es algo irracional, jajaja. Ya encontrarás su momento, supongo cuando la ley te toque tanto las narices que decidas convivir con esos monos pesaos.
    jeje, saludete crack!

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué buen relato, Josep!. Haces amena hasta la discusión con uno mismo sobre fumar o no fumar.

    ¿Sabes qué te digo?... ¡Que le den al mono!... ¡Tú puedes!.

    Llevo años siendo ex-fumadora activa (pasiva, hasta este mes, soy un montonazo)... ¿Y sabes por qué dejé de serlo?... Por responsabilidad.
    Sí. Lo que lees. Pura y dura responsabilidad. Sabía que si yo seguía fumando haría daño a otras personas e, inmediatamente, lo dejé.

    Nada de dos cigarrillos al día o bajando la dosis... No... Sin anestesia. Como tú. En un instante dije: éste es el último Marlboro.
    De casi dos paquetes diarios a nada.

    Muy gracioso tu Diablillo pelotudo... jajaja.

    Mil besos y, no pienses y no echarás de menos (me refiero al tabaco)...

    Oye, sigo pensando que tiene mucha coña el Diablillo... Tú más cuando le dices: "te recuerdo que tu fuíste el que me dijiste que me casara"... jajaja... Eso es un golpe bajo... Muy bajo... jajaja

    ResponderEliminar
  28. Mar: En ello estoy, a las bravas, con dos cojines y la jaula del mono abierta. El Diablillo? Tiene cada ocurrencia...
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Mi padre lucho mucho contra ese vicio de fumar a la fin gano el cigarro y se lo llevo al cementerio de un càncer al pulmòn,desde esa fecha odio el cigarro.Un abrazo.Elena A.

    ResponderEliminar
  30. Elena: Bienvenida a mi/tu casa. El tabaco es un asesino en serie, con un modus operandum típico de un matón sin escrúpulos. Todo fumador y ex-fumador tienen esa lucha día a día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar